0

Colombia: la casa de Pablo Escobar es una solicitada atracción turística

meneame_share

Los paseos de excursión más solicitados en la ciudad de Medellín, son los que llevan a conocer la casa de Pablo Escobar.

“Londres tenía a Jack el destripador. Chicago tenía a Al Capone. Esta ciudad industrial tuvo a su propio hijo infame: Pablo Escobar”. Un artículo publicado en The Wall Street Journal se inicia con esta declaración que no agrada a los sectores gubernamentales que no desean que el narcotráfico sea una imagen estrechamente vinculada al país.

escobar Colombia: la casa de  Pablo Escobar es una solicitada atracción turística

Pero lo cierto es que desde el año pasado, dos empresas de turismo lanzaron su oferta de paquetes temáticos y en el mes de septiembre, con la aparición de una campaña publicitaria, convirtió la visita a la casa del traficante, en una de las excursiones más solicitadas.

El medio asegura que “Un tour de cuatro horas cuesta US$30 y lleva a los turistas a la tumba de Escobar, la casa donde fue asesinado a tiros por la policía y a una casa en las colinas donde vivió antes de su muerte. Allí los visitantes conocen a Roberto Escobar, el hermano mayor de Pablo”.

La subsecretaria de Turismo de Medellín, Madeleine Torres, expresó en un escrito que: “Sabíamos que de entrada no podíamos prohibir los tours. Sin embargo, temíamos que los paseos promocionen precisamente aquello de lo que estamos tratando de alejarnos, la conexión que tan a menudo hace la gente entre Colombia y la cocaína”.

Según el texto, Torres envió a empleados de incógnito a los tours, los cuales concluyeron que en general Pablo Escobar es descrito como un despiadado asesino.

Los operadores turísticos por su parte, en defensa de las excursiones, argumentan que Escobar es parte de la “rica y colorida historia” de Colombia.

Sicilia ofrece tours antimafia y también tiene su propio museo al igual que Nueva York, ahora Medellín ingresa a esta ruta turística de los personajes enfrentados con la ley, que deja una buena derrama económica, pero roza una herida que todavía sangra.

Foto: Pablo Escobar-archivos


meneame_share

Escribe un comentario